El dióxido de nitrógeno (NO2) junto con el óxido nítrico (NO) forma parte de los óxidos de nitrógeno (NOX) es un gas corrosivo y oxidante de color rojizo-marrón con un olor penetrante e irritante.

Se producen en la combustión de productos fósiles, destacando los vehículos, carbón y quemas de madera. La producción de fertilizantes y explosivos, tabaco y calderas generan emisiones importantes de NOX. El monóxido de nitrógeno (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2) requieren especial atención. El NO se oxida formando NO2, mientras que el NO2 es un gas de color café, muy reactivo; que desempeña un papel importante en la formación de smog fotoquímico y partículas secundarias. La exposición aguda al NO2 puede incrementar las enfermedades respiratorias, especialmente en niños y personas asmáticas. La exposición crónica a este contaminante puede disminuir las defensas contra infecciones respiratorias.
ÁREA METROPOLITANA DE GUADALAJARA
El dióxido de nitrógeno (NO2) junto con el óxido nítrico (NO) forma parte de los óxidos de nitrógeno (NOX) es un gas corrosivo y oxidante de color rojizo-marrón con un olor penetrante e irritante.

Se producen en la combustión de productos fósiles, destacando los vehículos, carbón y quemas de madera. La producción de fertilizantes y explosivos, tabaco y calderas generan emisiones importantes de NOX. El monóxido de nitrógeno (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2) requieren especial atención. El NO se oxida formando NO2, mientras que el NO2 es un gas de color café, muy reactivo; que desempeña un papel importante en la formación de smog fotoquímico y partículas secundarias. La exposición aguda al NO2 puede incrementar las enfermedades respiratorias, especialmente en niños y personas asmáticas. La exposición crónica a este contaminante puede disminuir las defensas contra infecciones respiratorias.